10 formas en las que los líderes de éxito piensan diferente (¿a nosotros?)

10 formas en las que los líderes de éxito piensan diferente (¿a nosotros?)

Pensar de una manera distinta hace que nos comportemos de una forma distinta. Para ser un líder efectivo necesitas pensar como un líder. ¿Pero qué significa eso?

Traducido y adaptado del original “10 Ways Successful Leaders Think Differently”, de Lolly Daskal en Inc.com

Los líderes de éxito tienden a compartir hábitos de pensamiento que los distinguen. Si bien estos patrones tienen muchos elementos, se basan en la comprensión del poder del pensamiento. Todo lo que pensamos, como todo lo que hacemos, tiene consecuencias. Los pensamientos positivos se convierten en actitudes positivas que a su vez se convierten en resultados positivos, y los pensamientos negativos hacen lo mismo en la otra dirección. Como dice el refrán, nos convertimos en lo que pensamos.

Los líderes exitosos entienden bien este principio y lo expresan de manera específica y altamente disciplinada. He aquí algunos ejemplos:

1. En lugar de pensar sólo en sí mismos, incluyen a otros.
Mientras que la mayoría de la gente expresa sus esperanzas y aspiraciones en términos como “Espero conseguir” o “Quiero hacer”, los líderes exitosos entienden que somos nosotros antes que yo. Su equipo, las personas que lideran, están a la vanguardia.

2. En lugar de dar vueltas a los problemas, se centran en las soluciones.
Los problemas son reales y merecen nuestra atención, pero no desaparecen sin soluciones. Saber que las cosas no están funcionando es un buen primer paso, pero nada más. Los grandes líderes entienden que enfocarse en los problemas trae más problemas, pero enfocarse en las soluciones abre oportunidades.

3. En lugar de avanzar en su éxito individual, trabajan para construir un equipo exitoso.
La mayoría de la gente piensa en el éxito como algo que debe lograrse como individuo, creyendo que si algo bueno sucede es porque ellos lo hicieron suceder. Los líderes exitosos entienden que las diversas fortalezas de un equipo tienen muchas más probabilidades de crear y mantener el éxito. Su creencia clave: juntos podemos hacer grandes cosas.

4. En lugar de complicar las cosas, los líderes de éxito simplifican.
Es fácil verse envuelto en detalles y en espiral hacia una complicación excesiva. Los grandes líderes, por otro lado, tienen la habilidad de eliminar lo innecesario para que puedan enfocarse en el corazón del problema. Es un enfoque que les permite resolver problemas rápida y eficazmente.

5. En lugar de tratar de determinar quién tiene razón, piensan en términos de qué es lo correcto.
Al negarse a ver el conflicto en términos de quién tiene razón y quién no, los líderes exitosos saben que se trata de trabajar juntos para hacer avanzar las cosas y corregirlas. Analizan temas, no personas.

6. Donde otros piensan en pequeño, piensan a lo grande.
El miedo al éxito y el miedo al fracaso son actitudes que pueden mantenerte pensando en pequeño. Los líderes exitosos entienden que si piensas en pequeño, te mantendrás pequeño, y ese es el peor tipo de fracaso. No dejan que sus miedos los disuadan de pensar a lo grande.

7. Donde otros se distraen, los líderes de éxito permanecen enfocados.
La mayoría de la gente no tiene la disciplina o la resistencia para mantenerse enfocada en la vorágine de la vida de hoy. Los líderes exitosos tienen la fuerza de querer ver las cosas hasta el final.

8. Donde otros quieren el control, los líderes exitosos van con el flujo.
La mayoría de nosotros queremos más control en nuestras vidas, y ese deseo es una fuente importante de estrés. En realidad, sin embargo, mucho de lo que sucede en el trabajo y en la vida está fuera de nuestro control. Los líderes de éxito entienden que cualquier cosa que usted no puedan controlar le está enseñando a dejarse llevar por la corriente.

9. En lugar de pensar “Hagámoslo“, los líderes exitosos se preguntan “¿Cómo puedo hacer esto con excelencia?
Siempre se puede encontrar una justificación para recortar gastos cuando los plazos o los presupuestos son ajustados. Pero los líderes exitosos abrazan un espíritu de excelencia que los lleva a darlo todo, no porque alguien esté mirando por encima de su hombro, sino porque es lo correcto.

10. Donde otros desean tener más reconocimiento, los líderes exitosos trabajan para apreciar más a los demás.
La mayoría de nosotros estamos al menos un poco preocupados por querer que se nos reconozca por nuestro arduo trabajo y por un trabajo bien hecho. Los líderes exitosos generalmente van en la dirección opuesta, buscando constantemente nuevas oportunidades para reconocer a aquellos que han hecho el trabajo duro. A ellos les importa más dar reconocimiento que recibirlo.

Fallamos en ser líderes de éxito cuando fallamos en pensar como tales. Cambiar los hábitos mentales es un trabajo difícil, pero es necesario establecer la manera correcta de pensar si se quiere tener éxito y hacer un cambio duradero en el mundo.

 

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *