Cómo crear una empresa que funcione si ti

Cómo crear una empresa que funcione si ti

¿Quieres poder tomarte unas largas vacaciones de tu empresa y saber que a la vuelta sigue ahí?

Traducido y adaptado del original “How to Create a Company That Can Run without You, de Neil Patel en Quicksprout.com

¿QUÉ ES UN NEGOCIO ESCALABLE?

Cada vez que se oye a la gente hablar de la escalabilidad de un negocio, a lo que básicamente se refiere es a una empresa que puede crecer sin empleados extra y, tal vez, incluso sin ti.

¿Cómo se construye un negocio escalable? Christian Mayaud dice que un negocio escalable debe  cumplir dos requisitos.

El primero es lograr un negocio en el cual los costes de ganar cada euro estén bajando. Cualquier empresa alcanzará un tamaño que ya no puede escalar. Cuánto puede escalar tu negocio depende del tamaño del mercado y la cuota de mercado que tú puedas obtener. Estas proyecciones deben figurar en el modelo de negocio que en su momento preparaste.

Hablando de modelos de negocio, como fundador de una startup, se empieza con un producto y un modelo de negocio, que básicamente responde a preguntas como:

– ¿Cómo se crea el producto?
-¿Quién es el cliente?
-¿Cómo se va a distribuir el producto?
-¿Cuál es el precio del producto?
-¿Cómo posicionas el producto?
-¿Cómo se crea la demanda?
-¿Cómo se financia la empresa?

Tu trabajo es vigilar el mercado y ver si tus clientes se comportan como tú pensaste que harían. Hay una buena posibilidad de que no lo hagan, así que debes estar preparado para adaptarte. Sabrás que encontraste el producto adecuado para el mercado cuando los clientes comiencen a comprar tu producto.

El segundo requisito es más sencillo. Tu negocio no debería depender de ti y de un gran equipo de mandos para sobrevivir y crecer. Si lo hace, entonces no es escalable. Un negocio verdaderamente escalable debe crecer, sin importar quién esté al cargo.

 

DEFINE TU META PROFESIONAL

Antes de poder crear una empresa que pueda funcionar por su cuenta, debes decidir cuáles son tus objetivos. ¿Quieres seguir haciendo el trabajo tú mismo, digamos, como un programador de computadoras o un chef? ¿O quieres ser dueño de un negocio en el que puedes trabajar?

Los dos son muy diferentes.

Si decides continuar haciendo el trabajo por ti mismo, entonces no tendrás tiempo para construir un negocio. Puedes contratar socios para ayudar a la empresa a obtener más ingresos, pero los ingresos se dividen entre esos socios. Eso no es un negocio que pueda funcionar sin ti. Es realmente un colectivo de profesionales bien pagados.

Un negocio escalable comienza con la decisión de apartarse de una función de producción y pasar a una función de gestión. Quítate la gorra de trabajador y ponte la gorra de líder.

 

CONCENTRA Y ENFOCA EL PRODUCTO O SERVICIO QUE OFRECES

Una vez que hayas decidido que vas a hacer crecer un negocio que puede funcionar sin ti, tu primera gran decisión como líder de esta nueva empresa es racionalizar lo que hace.

Digamos que proporcionas servicios de SEO, y, para un cliente típico, tú lo hiciste todo, desde la optimización de la página a la consecución de link y aumento de la reputación online, además de hacer publicidad online. Bien, pues si quieres crear un negocio escalable necesitas decidir en qué servicios te vas a centrar.

Esto puede sonar contraintuitivo, así que déjame explicarte.

Un negocio escalable tiene un conjunto de procedimientos que cualquier persona competente podría seguir. Es más fácil documentar y proporcionar estos procedimientos cuando lo que tu empresa ofrece es limitado en su cantidad o variedad. Simplifica tu oferta.

Por ejemplo, digamos que te centraste en la publicidad PPC (Pago por Clicks). Debes documentar un proceso típico con un cliente típico que defina lo que típicamente hay que hacer. En otras palabras, te conviertes en el especialista en esa área en particular. Por supuesto, cuando tú estás tomando esta decisión para reducir lo que se hace, estás teniendo en cuenta lo que realmente haces realmente bien.

Cuando pienses en este procedimiento, intenta usar  la “Teoría del Erizo” de Jim Collins. Esta teoría responde a tres preguntas muy importantes:

-¿En qué soy realmente bueno?
-¿Qué es lo que realmente me apasiona?
-¿Cómo voy a ganar dinero?

Como puedes ver, estas preguntas te obligan a centrarte en el trabajo que no sólo es rentable, sino también en el trabajo en el que eres más competente y apasionado.

Si lo piensas, probablemente eres muy bueno en muchas cosas. Pero puede que no te apasionen todas ellas. Puedes ser bueno equilibrando balances, pero eso no significa que debas convertirte en contable. No es esa tu pasión.

También puedes ser realmente apasionado y bueno coleccionando sellos. Desafortunadamente, no hay mucho dinero en esa actividad. Al final, tu negocio escalable tiene que centrarse en un trabajo que te apasione y en el que seas competente para que puedas obtener beneficios.

 

FORMA A JÓVENES TALENTOS

Ahora que tienes tus servicios concentrados y los procedimientos documentados, puedes comenzar a contratar jóvenes.

Si tienes un buen procedimiento para lo que ofreces desde tu negocio, no tienes que contratar al mejor talento. Sólo hay que contratar a personas competentes y apasionadas.

Sí, tienes que gestionar y motivar a estas personas, pero piensa en ti mismo como un líder que establece un tono dentro de toda la empresa. Este tono, según Thom Elicker, implica planificación, previsibilidad, control y cultura.

Planificación – Tienes una estructura flexible y pautas dentro de las cuales la gente trabaja. Esto incluye un presupuesto y un plan de desarrollo de producto.
Predictibilidad – Esto significa que produces productos y servicios consistentes y confiablemente buenos y no cambia las reglas de trabajo de los empleados.
Control – Todo el mundo entiende los objetivos de la empresa, el proceso de desarrollo del producto y los procedimientos de contratación y operación. Tu trabajo es asegurarte de que estas metas sean claras y comprensibles para todos.
Cultura – Cada empresa es única cuando se trata de cultura. Algunas son estrictas, mientras que otras están más relajadas. Eres responsable de la cultura.

Este tono colorea el ambiente dentro del cual tu talento junior trabaja, así que asegúrate de que sea saludable y sostenible.

 

TRABAJA PARA CONSEGUIR ACUERDOS Y CLIENTES

Todo el objetivo este de liberarte es para que puedas hacer crecer tu negocio, ya sea encontrando nuevos socios o nuevos mercados. Por supuesto, esto es también una parte del negocio en el que puedes ir preparando a alguien para que lo haga. Hasta entonces, aquí tienes una hoja de trucos para cerrar tratos:

Aprende siempre a cómo calificar – No pierdas tu tiempo en prospectos que no pueden usar o no pueden pagar tu producto o servicio.

Limita tus “síes” – Ten cuidado de no regalar demasiado cuando un cliente pida algo. Es fácil decir “sí” a cada petición. Sin embargo, es posible que algunos clientes nunca dejen de preguntar, y tendrás clientes insatisfechos y una fuerza de trabajo muy estresada.
Pide algo a cambio – En vez de simplemente prometerle a un cliente que harás algo cada vez que él o ella lo pida, siempre pide algo a cambio. “Claro, le entregaremos sus informes semanales de resultados en vez de mensuales. ¿Le importaría ampliar nuestro contrato a seis meses más?”
Crea urgencia – Una gran manera de cerrar más acuerdos es simplemente poner fechas límite en las peticiones y ofertas. Por ejemplo, señala a tu cliente potencial que tiene que firmar un contrato antes del final del mes; de lo contrario, tendrás que proponer la oferta del mes a otra persona.
Explica por qué – Cuando pides algo a cambio o creas urgencia, debes explicarle al cliente por qué. Si no lo haces, esa falta de información creará sospechas.

Aunque hay más maneras de cerrar tratos, he visto que esos cinco trucos incrementan mis porcentajes de éxito enormemente.

Una vez que hayas aumentado los ingresos, ahora puedes buscar un buen sucesor.

 

CONTRATA A TU SUCESOR / SUSTITUTO

Llegado a este punto, ahora estás preparado para materializar uno de los aspectos más importantes de un negocio escalable: contratar a alguien para que ocupe tu lugar.

Debes tener un plan que defina quién debe ser tu sucesor y cuánto tiempo durará la transición. Ese plan debe responder a las siguientes preguntas:

– ¿Cuándo quieres que esto suceda? ¿En un año? ¿Dos? ¿Tres?
– ¿Quién será tu sucesor? ¿Contratarás a alguien de fuera o dentro? Si no puedes desarrollar talento desde dentro, tendrás que mirar al exterior.
– ¿Cuáles son las competencias de liderazgo que son importantes para esta posición? Pensamiento estratégico, toma de riesgos o gestión del talento?
– ¿Cuáles son las competencias técnicas importantes para este puesto? Estas serán específicas para tu sector.

Siempre es útil el hecho de tener una junta directiva o un panel asesor que te pueda ayudar a hacer la transición. Ya sea que se trate de un coach, mentor o director ejecutivo que haya pasado por la misma transición antes, suele ser útil contar con ayuda externa.

Naturalmente hay algunos errores que querrás evitar. Por ejemplo:

No descuides el plan – Posponer el plan hasta que tenga problemas probablemente hará que la transición y las decisiones necesarias para hacer esa transición sean difíciles.

No te apresures – Por otro lado, no te sientas presionado a mantener un calendario si las circunstancias hacen difícil la transición. El plan es una directriz flexible y no una ley rígida.

No contrates por lealtad – Asegúrate de que tu sucesor sea alguien que realmente creas capaz de ocupar tu lugar. Contratar a alguien por obligación podría destruir todo lo que construiste.

No microgestiones – Una vez que contrates a tu sucesor, échate a un lado y deja que esa persona haga su trabajo.

 

CONCLUSIÓN

Crear un negocio que puede funcionar por sí solo es muy gratificante, especialmente cuando llegas a ese punto donde puedes alejarte durante tres meses sin tener que preocuparte de seguir teniendo un negocio cuando vuelvas.

Ojalá pudiera decir que ocurre de la noche a la mañana o que sucede en tres años, pero cada negocio y sector es diferente, y el tamaño de tu empresa también importa. Ten paciencia y disfruta del viaje.

¿Te animas a ir  preparando tu empresa para que te de menos trabajo pero más ingresos y satisfacciones?

Imagen: Evtaxiscab

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *